Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Pág. principal Sobre mí Contacto 2 Bachiller Orientación Derechos y deberes Preguntas sobre selectividad Enlaces interesantes Orientación académica Universidad Pública Examen de selectividad Prueba de acceso Programación Programa 2 Filosofía Criterios de corrección Esquema de comentario Autores Mapa de Grecia Platón Teoría de las Ideas Aristóteles Sto. Tomás Descartes Esquema Descartes D.Hume Esquema de D. Hume I. Kant K. Marx F. Nietzsche Otros temas Presocraticos Socrates San Agustin Escolástica Crisis de la Escolástica Renacimiento El susto de Descartes Ilustración Idealismo Filosofía contemporanea Textos T. Platón T. Aristóteles T. Sto. Tomás T. Descartes T. Hume T. Kant T. Marx T. Nietzsche Exámenes Exá. Platón 

Crisis de la Escolástica

La crisis de la escolástica - Siglo XIV. Ruptura del acuerdo entre la razón y la fe. Este problema, que había sido conciliado en el período de apogeo de la escolástica gracias al desarrollo especulativo de Tomás de Aquino comienza a perder solvencia. Si bien (salvo los averroístas) nadie afirma que razón y fe se contradigan explícitamente de acuerdo a una "doble verdad", se sostiene sí que la razón posee límites y que son más estrechos de lo que se había pensado hasta entonces. Escoto observará que la demostración tomista "a posteriori" del efecto a la causa, no es verdaderamente demostrativa y que muchas verdades de fe quedan fuera de su alcance. El número de proposiciones teológicas indemostrables se multiplica considerablemente, desde la existencia misma de Dios hasta los mandamientos de la ley de Dios. La teología deja de ser considerada una verdadera ciencia ya que es incapaz de demostrar sus afirmaciones fundamentales, convirtiéndose en un saber "práctico" que conduce al hombre hacia la salvación eterna. Los campos teológicos y filosóficos se dividen, aunque no implica necesariamente una des valoración del mundo y la teología sino, por el contrario, se inspira más bien en un profundo respecto por lo religioso que aspira a rescatar lo específico de la fe frente a la contaminación de la filosofía de origen pagano. La teología se alejará del racionalismo y comenzará a buscar su apoyo en la revelación. Los filósofos, por el contrario, se aproximan a nuevos problemas: el estudio de la naturaleza y la ciencia. Comienza a trazarse la revolución intelectual que caracterizará la atmósfera del Renacimiento y la Reforma. Nicolás de Maquiavelo (1469-1530) "Hay que agradecer a Maquiavelo ya los escritores de su género, el que digan abiertamente y sin disimulo lo que los hombres acostumbran a hacer, no lo que debe hacer" F. Bacon Las teorías políticas renacentistas se mueven en un contexto diferente del medieval que se caracteriza por la formación de las monarquías simultáneamente con las ideas que introduce la Reforma. Se inicia un proceso de secularización política en donde ésta comienza a separarse de lo religioso, sin embargo, el origen divino es aún de uso común. Maquiavelo es un republicano de Florencia que cae en desgracia cuando se restablece el poder de los Médicis (pese a que es a Lorenzo de Médicis a quien le dedica El príncipe). Su ambición es restaurar la unidad italiana y su modelo es la República Romana, pese a lo cual sostiene que en ciertas circunstancias es necesaria la autoridad de un príncipe fuerte. El maquiavelismo suele asociarse a la inmoralidad. En este sentido, lo que se debe tener en cuenta es que Maquiavelo no se centra en analizar cuál es el mejor gobierno, ni la legitimidad, sino únicamente la técnica política que permite conservar el poder y mantener el orden. La fortuna condiciona los acontecimientos pero el político puede superarla mediante su sagacidad y resolución. De esta forma, para el príncipe solo vale el resultado y si es exitoso, entonces todos los medios utilizados serán juzgados honorables: el fin justifica los medios. Para Maquiavelo, la política es pues, un juego de voluntades individuales, un arte de calcular. En esta línea, la política se independiza de cualquier otro orden de pensamiento. En el polo opuesto a Maquiavelo, encontramos a: Erasmo de Rotterdam: aconseja al príncipe que abandone el poder antes de cometer injusticias. Tomás Moro: Publica en 1516 su obra Utopía o la visión de un estado ideal e igualitario en el que nadie posee nada en propiedad y los magistrados son elegidos entre el pueblo. Francis Bacon (1561-1626) El proyecto fundamental de Bacon es: "establecer y extender el dominio de la humanidad sobre el universo (...) lo cual, depende, por entero, tanto de las artes como de las ciencias. Porque no podemos dominar la naturaleza sino obedeciéndola" Novum Organum, Bacon En su utopía La Nueva Atlántida, Bacon aspira a una reforma de la sociedad a través de la ciencia aplicada, para lo cual, será necesario, en primer lugar, iniciar una revisión de los objetivos y los métodos científicos. La particularidad del humanismo de Bacon es que se trata de un humanismo técnico porque "la introducción de famosos descubrimientos ocupa, con mucho, el primer lugar entre las acciones humanas" y beneficia más que cualquier reforma social o política. Pero solo es posible dominar la naturaleza conociendo su estructura y sus leyes, la técnica no es posible sin un conocimiento previo de la realidad a través de la ciencia. De otra forma, los inventos no son más que casualidades. Así, los descubrimientos científicos y sus aplicaciones son más útiles en cuanto abren las puertas para nuevos hallazgos. Bacon se refiere a la importancia del método científico de descubrimiento, el cual desarrolla en su obra Novum Organum El método inductivo Sería erróneo sostener que Bacon creó el método inductivo, en efecto, este método fue utilizado por los primeros filósofos griegos, pero Bacon ve en la inducción de los antiguos solo una suerte de "anticipación" de la Naturaleza. Además, era una inducción que procedía por "simple enumeración", deficiencia que Bacon llega a puntualizar e intenta corregir. Sin embargo, Bacon, sin llegar a captar el valor de las matemáticas que se desarrollaban entre los grandes científicos de su época, no consiguió perfeccionar su método harto complejo. El mérito de Bacon es, sin lugar a dudas, el haber luchado por la aplicación práctica del conocimiento científico, dando lugar al desarrollo de la tecnología en función de una mejor calidad de vida para la humanidad. Crítica a la lógica aristotélica Destaca Bacon que los caminos para alcanzar la verdad son dos: 1. Las anticipaciones de la naturaleza. Se trata pues, de un sendero precipitado y erróneo porque va de las impresiones sensoriales y a los axiomas más generales y, partiendo de estos principios y de lo que se cree como verdad inmutable en ellos, a la discusión y el descubrimiento de los axiomas medios. En este sentido, la lógica aristotélica "sirve más para fijar y consolidar errores fundados en nociones vulgares, que para inquirir la verdad" Novum Organum, Bacon 2. Interpretación de la Naturaleza. Supone escapar de los axiomas sensoriales y de los de los hechos particulares, para llegar a principios más generales. Esta opción es mucho más lenta y progresiva y vale para establecer los principios que rigen la Naturaleza. Se refiere Bacon al método inductivo. En síntesis, la diferencia no se basa en utilizar o no la experiencia sino en que la lógica aristotélica no alcanza a la Naturaleza real sino que solamente la "anticipa", porque produce un salto hacia principios más generales, por lo cual solo se refiere a la "experiencia pasada". Además se utiliza una experiencia superficial, unos pocos hechos particulares y si se presenta algún hecho que no responde a los axiomas obtenidos de forma precipitada, se realiza alguna excepción frívola en vez de realizar una corrección del axioma contradicho por el caso particular. Bacon opina que hay algo en nuestra mente que nos inclina a elegir el error y el camino más fácil, por eso, antes de iniciar el método de la interpretación de la naturaleza, es necesario eliminar los prejuicios (los ídolos de la mente). Los ídolos de la menteSon los siguientes:Ídolos de la tribu: Comunes a todos los hombres; La tendencia a suponer en la naturaleza un orden mayor al que realmente existe.Ídolos de la caverna: Particulares de cada individuo; Aferrarse siempre a lo antiguo o a lo nuevo, preferir exclusivamente la especulación o la experiencia.Ídolos del foro: Relación entre los hombres; Cuando las palabras sustituyen a la realidad es difícil dominarlas hasta recurriendo a las definiciones.Ídolos del teatro: Sistemas filosóficos anteriores; Principios y axiomas que prevalecen por tradición credulidad y negligencia.Los ídolos de la mente, según Francis Bacon, son imágenes falsas que se apoderan de la mente y tienden a reaparecer.

Versión PDF



Página de Joaquín para sus alumnos



Página elaborada por Joaquín Urizar (1 Ed. Pamplona- Agosto 2010) Joaquinurizar@outlook.es